KLEE / ENSOR

A primera vista, Paul Klee (1879-1940) y James Ensor (1860-1949) parecen ser completamente diferentes, al igual que su obra. Estos artistas no solo pertenecen a una generación distinta, sino que también difieren en sus orígenes y su nacionalidad. Sin embargo, si observamos con detenimiento, podemos descubrir características comunes.

 

Page-1
shape-hero--purple

A ambos los caracteriza el sentido de lo grotesco y la sátira. Ya en 1904, Klee estudiaba la obra gráfica de James Ensor junto a la de Beardsley, Blake y Goya en el Kupferstichkabinett de Múnich. Fue gracias a un amigo común, el artista suizo Jacques-Ernst Sonderegger (1882-1956), que Paul Klee llegó a conocer aún mejor la obra de James Ensor.

Tanto Ensor como Klee emplearon un lenguaje visual igualmente caprichoso en algunos de sus grabados, que se distingue por una aparente pero engañosa ingenuidad. Varios grabados de Ensor y de Klee hacen referencia a grafitis callejeros, dibujos de niños o ilustraciones de discapacitados intelectuales. El psiquiatra e historiador del arte alemán Hans Prinzhorn (1886-1933) también abordó la obra de Ensor en su publicación Bildnerei der Geisteskranken (1922), que dejaría una impronta permanente en Paul Klee. 

El mundo del teatro y de la marioneta fascinó tanto a Klee como a Ensor. Ambos representaron el mundo grotesco del disfraz y la “transfiguración” en numerosos grabados, dibujos y pinturas, cada uno a su manera idiosincrática.

También se burlaron de sus contemporáneos y denunciaron abusos y lacras sociales en numerosas caricaturas.

La exposición en la Casa Ensor de Ostende, donde se exhibirá una selección de obras, busca mostrar los paralelismos entre ambos artistas. Será una primicia en Bélgica que las obras de ambos artistas se enfrenten de forma íntima y entren en diálogo entre sí.  Y se hará realidad gracias a las generosas cesiones temporales del Zentrum Paul Klee de Berna, Mu.ZEE y Ensorstichting en Ostende.

La exposición tendrá lugar del 16 de diciembre 2021 al 3 de abril 2022.